Diciembre 08, 2019

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Nuevo reporte climático advierte que la concentración de gases de efecto invernadero llegó a un nuevo récord en el planeta Destacado

Una de las decisiones fundamentales en los acuerdo por la conservación del planeta es la reducción de los gases de efecto invernadero, ya que se postulan como parte importante de las causas de la actual crisis climática. A pesar de los esfuerzos que se han solicitado, el último informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) advierte que la cifra ha llegado un máximo histórico y apunta al potencial aumento en sus efectos.

El trabajo anual realizado por el organismo dependiente de la ONU se publicó una semana antes del inicio de la COP25, la reunión que debía realizarse en Santiago desde el 2 de diciembre, pero que debido a la crisis social que se vive en el país fue traslada a Madrid, en España.

En esta publicación se indica que la concentración media mundial de dióxido de carbono (CO2, principal gas causante del efecto invernadero) alcanzó las 407,8 partes por millón en 2018, lo que representa un 0,56% más que en 2017.

Ello supone una concentración equivalente al 147% de la registrada en niveles preindustriales -registros de 1750-, y una subida anual superior a la media de los últimos 10 años, según las observaciones de la Red de Vigilancia de la Atmósfera Global, que cuenta con estaciones en el Ártico, zonas montañosas e islas tropicales.

En tanto, el metano, catalogado como el segundo gas causante del calentamiento global, alcanzó 1,86 partes por millón, otro máximo histórico y que muestra niveles superiores al doble (259%) de los de la era preindustrial.

A la vista de estos datos, "las generaciones futuras tendrán que hacer frente a unas consecuencias cada vez más graves del cambio climático", advirtió la OMM.

Entre esos efectos cita "el aumento de las temperaturas, unos fenómenos meteorológicos más extremos, un mayor estrés hídrico, la subida del nivel del mar y la alteración de los ecosistemas marinos y terrestres".

El secretario general de la organización, Petteri Taalas, recordó hoy que la última vez que se dieron concentraciones tan altas de CO2 fue hace entre tres y cinco millones de años, y en aquel entonces "la temperatura era de dos a tres grados más cálida y el nivel del mar entre 10 y 20 metros superior al actual".

"No hay indicios de que se vaya a producir una desaceleración, y mucho menos una disminución, de la concentración de los gases de efecto invernadero en la atmósfera a pesar de todos los compromisos asumidos en virtud del Acuerdo de París sobre el cambio climático", lamentó el experto finlandés.

"Tenemos que plasmar los compromisos en acción y aumentar el nivel de ambición en aras del bienestar futuro de la humanidad", añadió.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

© 2018 Camino Sostenible Todos los derechos reservados.

Solución web por Pumahostweb